Seguramente hayas oído hablar del minimalismo en más de una ocasión. Esta tendencia artística tiene muchos adeptos en todo el mundo. Por este motivo, se adaptan los diseños de diferentes elementos artísticos para que reflejen el espíritu minimalista.

La simplicidad, elegancia y estilo minimalistas pueden convertir un producto en el más llamativo del lineal. Por este motivo, dominar las técnicas de etiquetado minimalista puede ser clave si quieres crear imagen de marca y mejorar tus resultados. 

El estilo artístico minimalista es relativamente reciente. Desde la década de los 50 del siglo pasado, esta tendencia ha ganado importancia hasta convertirse en una escuela artística presente en casi todos los ámbitos del diseño. La estética minimalista  ofrece una forma de belleza muy depurada. También puede considerarse que representa cualidades como la verdad, el orden, la sencillez, la elegancia y la armonía.

Muchas empresas consideran estos valores como parte de su imagen corporativa. Para conseguir mostrarlo de forma llamativa y comprensible, se valen del minimalismo. Como puedes leer en nuestro artículo sobre imagen de marca el diseño es clave para transmitir mejor la información de una empresa. 

El diseño está muy presente en el etiquetado. Gracias al etiquetado, los productos transmiten gran parte del mensaje que pretenden enviar las marcas. Por este motivo, emplear las técnicas del minimalismo en el etiquetado de los productos puede ser clave para mejorar las ventas o la percepción que tienen los consumidores de los productos de una empresa. 

Por este motivo, el minimalismo en el etiquetado es una de las tendencias que más importancia van a tener en el etiquetado de sectores como el del vino, o el de alimentación gourmet. La simplicidad, el uso de colores neutros y el misticismo que generan estas etiquetas son cada vez más llamativos para los consumidores. 

¿Quieres conocer las claves para diseñar la mejor etiqueta minimalista?

¡Sigue leyendo!

Cómo hacer etiquetado minimalista

Las palabras y la fuente son claves

En una etiqueta minimalista cabe muy poca información expresa. Por ello, debes escoger cuidadosamente las palabras que colocas en ella. Esta información va a ser percibida directamente por el consumidor y, por ello, debe ser clara, concisa y muy llamativa.

Juega con los colores

No tengas miedo de utilizar espacios en blanco o colores llamativos en la etiqueta. El espacio en blanco es importante porque mejora la legibilidad del mensaje y facilita que se centre en tu marca por encima de todo.

Se coherente con tu marca

Tu etiqueta es reflejo de tu marca, por lo que muchos productos totalmente naturales y marcas de ropa sostenible optan por una etiqueta minimalista. Menos palabras e imágenes pueden traducirse en un mínimo de ingredientes y un producto más saludable y sostenible. La coherencia también implica desarrollar diseños similares para cada producto. Esto permitirá a los consumidores diferenciar fácilmente tu marca de otras.

Haz una apuesta fuerte y rompe las reglas

El estilo minimalista destaca por ser disruptivo y llamativo, a pesar de su aparente simplicidad. Si quieres conseguir tus objetivos, debes llevar esta máxima a su máxima expresión. Un diseño rompedor, llamativo, es clave para tu etiquetado. Por ello no debes tener miedo a implementar técnicas nuevas o utilizar un diseño revolucionario, ese es el camino para encontrar un etiquetado realmente potente.

Ventajas del etiquetado minimalista 

Es el momento de comentar cuáles son las principales ventajas del etiquetado minimalista. Como te comentamos más arriba, se trata de un estilo muy llamativo que puede ayudar a representar los valores de tu empresa de forma idónea. 

El etiquetado minimalista es muy llamativo sin necesidad de imágenes agresivas para la vista. Esta es una de las claves de este estilo artístico. Gracias a ello, los consumidores reciben la información mucho mejor y más rápido sin sentirse avasallados por lo que están viendo. Esta es una de las ventajas más claras de este tipo de etiquetado. 

Los mensajes sencillos y bien dirigidos que se pueden diseñar con el etiquetado minimalista, ayudan a que se entienda mejor el mensaje. Esto facilita que los consumidores entiendan tu marca y sientan más afinidad con tu proyecto. 

Por último, es destacable que el proceso de compra se hace más veloz. El consumidor reconoce el producto más rápido ya que el etiquetado minimalista es muy reconocible. 

Todo ello convierte al etiquetado minimalista en una herramienta muy útil para muchas empresas. Las imprentas y empresas de etiquetado necesitan tener equipos preparados para desarrollar diseños minimalistas con diferentes opciones de acabados. 

En Proimpel, ofrecemos las herramientas para que las empresas productoras de etiquetado sean capaces de cumplir con los requisitos de sus clientes. Consulta nuestro catálogo y descubre las opciones que te ofrecemos.